A) ¿QUÉ ES EL JUEGO PATOLÓGICO?

 

Es un trastorno de la conducta, caracterizado por la compulsividad hacia los juegos de azar, de manera que la persona afectada, aún sabiendo que presenta problemas de diversa índole (económicos, familiares, sociales, etc...), no es capaz de mantener la abstinencia y no jugar.

 

Esta adicción a los Juegos de Azar, está reconocida oficialmente por la OMS (Organización Mundial de la Salud) en su CIE- 10, apartado F 63.0 y al de la Asociación Americana de Psiquiatría en su Manual de Diagnóstico DSM  IV.

 

 

 

 

B) ¿POR QUÉ SE SIGUE JUGANDO?

 

1.- Porque al principio no tienen conciencia de que es un problema.

 

2.- Porque se autoengañan, creyendo que se controlan cuando son capaces de estar un día sin jugar.  Porque no está mal visto.

 

3.- Porque cuando se dan cuenta:

 

-         Se creen unos viciosos y no unos enfermos.

-         Ya han hecho algo por lo que se sienten avergonzados, culpables y no pueden soportar la idea de comunicarlo a la familia.

 

4.- Porque entonces comienzan a mentir, falsear la verdad, engañar a la pareja, los amigos, en el trabajo.

 

5.- También intenta dejarlo por sí mismo sin que nadie se entere, y en cada ocasión que vuelven a jugar, se consideran más viciosos, escorias, culpables, malvados…

 

C) CONSECUENCIAS MÁS IMPORTANTES DE ESTA ENFERMEDAD.

 

·         Destrucción de la familia.

·         Hundimiento económico.

·         Deterioro y abandono profesional.

·         Empobrecimiento de las relaciones personales en general.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

D) CONCLUSIONES:

 

 LA ADICCIÓN AL JUEGO (LUDOPATÍA) NO ES UN VICIO”

 

Para enfrentarse a ella, SU DECISIÓN INDIVIDUAL DE DEJAR DE JUGAR, NO BASTA.

 

El juego patológico es UNA ENFERMEDAD, UNA ADICCIÓN, que deteriora hasta llegar a anular la voluntad y la responsabilidad de quien la ha adquirido.

 

La comprensión real del problema y LA PARTICIPACIÓN ACTIVA DEL GRUPO FAMILIAR son importantes para enfrentarlo.

 

 En AEXJER, usted puede obtener información objetiva sobre este problema, así como la posibilidad de acceder a un tratamiento voluntario que le ayude a romper con esta dependencia.

 

 

 

E) ¿CÓMO DETECTAR SI UNA PERSONA ES JUGADOR/A  PATOLÓGICO/A?.

 

SI CONTESTA AFIRMATIVAMENTE AL MENOS TRES DE LAS SIGUEINTES PREGUNTAS:

 

* ¿Pasa con frecuencia mucho tiempo pensando en el juego?

 

* ¿Le sucede con frecuencia que acaba jugando más dinero del que, enprincipio, pensaba jugar?

 

* ¿Le sucede con frecuencia que acaba jugando durante mucho más tiempo de lo que, en principio pensó?

 

* ¿Nota que necesita jugar mucho más que al principio, para sentirse bien?

 

* ¿Ha tenido alguna vez síntomas de abstinencia? Es decir: ¿Se ha sentido mal por no poder jugar, o por intentar disminuir la cantidad de tiempo o dinero?

 

* ¿Ha perdido alguna vez una cantidad considerable de dinero en el juego y ha vuelto a jugar al día siguiente para recuperarlo?

 

* ¿Ha intentado dejar de jugar, o jugar menos dinero o tiempo?

 

* Si es SÍ: ¿Lo consiguió realmente?

 

* ¿Ha dejado alguna vez de hacer algo importante, como ir a trabajar, ir a clase, faltar a una cita, o cuidar de los hijos, por acudir a jugar?

 

* ¿Juega con tanta frecuencia como para dedicar menos tiempo al trabajo, a las aficiones, a la familia o a los amigos?

 

* ¿Siguió jugando, a pesar de saber que aumentarían los problemas que estaba teniendo con otras personas, como los miembros de su familia, los amigos o los compañeros de trabajo?

 

 

   

 

                     

 

 

 

F)  ¿QUÉ HACER PARA RESOLVER ESTE GRAVE TRASTORNO?

 

* SI ERES JUGADOR, ¿QUÉ PUEDES HACER PARA AYUDARTE?

 

   - Reconoce tu problema.

  

   - Acude a nuestra Asociación. Infórmate sin compromiso y con nuestra absoluta discrepción.

 

* SI ERES FAMILIAR, ¿QUÉ PUEDES HACER PARA AYUDARLE?

 

   - Deja de intentar, infructuosamente, ayudarle y acude a nuestra Asociación.

 

   - Te orientaremos en la forma más eficaz de ayudar al jugador.

 

   - Te ayudaremos puesto que también tú necesitas ayuda.

 

   - La convivencia con el jugador produce en su familia tensión nerviosa constante, depresión, insonmio...

 

* COMO ASOCIACIÓN, ¿QUÉ PODEMOS HACER PARA AYUDARTE?

 

    Te ofrecemos:

 

   - Información real y objetiva.

 

   - Nuestra experiencia.

 

   - Nuestros psicólogos especializados en el tratamiento de la ludopatía.

 

   - Tratamiento individual y en grupo.

 

   - Respeto por tu libertad de volver o no a visitarnos.

 

   - La comprensión del problema.

 

   - La discreción más absoluta.

 

 

G) ¿CÓMO EL FAMILIAR QUE ES CONSCIENTE DE LO QUE SUCEDE PUEDE AYUDAR AL JUGADOR?, es una pregunta muy frecuente.

         El familiar consciente de lo que acontece, es considerado co-enfermo, de ahí que la actuación a tomar haya de ir encaminada a:

 

     -         Ayudarse a sí mismo/a.

     -         Iniciar una serie de pautas que beneficiarán conjuntamente al familiar y al jugador/a.

 

1)    Informarse adecuadamente sobre la enfermedad, así como de cual debe ser su actitud ante la misma.

 

2)    Cambiar de actitud en lo referente a la enfermedad. Es una enfermedad que lleva consigo problemas, pero no es un PROBLEMA, por lo que ha de tomar una actitud resolutiva.

 

3)   Intentar hablar al jugador/a con comprensión y afecto, esto nos ayudará a motivar el camino hacia una solución. Buscar el momento para hablar de lo que nos sucede.

 

4)   Tener presente que está ante un/a enfermo/a, pero que por ello no le debemos permitir abusos o excesos. Debemos ser justos, pero con disciplina y racionalidad.

 

5)    Si sabes que suele mentir, no aceptes este hecho, hazle conocer que sabes que miente e indíquele los motivos que tiene para confirmar que está mintiendo.

 

6)    No se haga responsable de las consecuencias que conlleva esta patología (económica, laborales, sociales...), ya que cada cual ha de ser responsable de sus actos. Así iremos enseñándole al jugador/a patológico a ser responsable de su conducta.

 

7)   No admita promesas que no vaya acompañada de una actitud real de cambio por parte del jugador. Si en el momento en que le oferta u ofrece una promesa, no es posible llevarla a cabo, aplácele dicha promesa para tratarla en otro momento. Por ejemplo que te prometa asistir a una asociación, solicitarte que lleves tú el control económico...)

 

8)   No digas, o le comente alguna actuación por tu parte que posteriormente no vayas a cumplir. Piénsatelo antes de decirlo, de lo contrario, tu amenaza se convertirá en burla, por su parte.

 

9)      Recuerde que no se puede ayudar a nadie, si no solicita ayuda, hemos de hacerle ver que su actitud causa problema y es el propio/a enfermo/a quien ha de entenderlo y buscar soluciones. Las amenazas y la fuerza no son armas para ello.

 

10)     Como familiar no se sienta culpable, usted tiene una responsabilidad inicial si desea ayudarle.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                                                                      

Página desarrollada por FRANCISCO ROBLES GUISADO